¿qué te apetece probar? ¡cuéntanos en la nota de tu pedido e intentamos incluir muestra!

Tres consejos que conseguirán hacer tu limpieza facial más sostenible
wood love hotel table

Me he propuesto, incorporar tres consejos que conseguirán hacer mi rutina de limpieza facial más sostenible. ¿Te unes?

Quizá ni te lo has planteado, pero ¿te has parado a pensar en lo poco sostenible que resulta a veces la limpieza facial? solemos utilizar productos de limpieza poco sostenibles, tirar muchos envases, malgastar agua, algodones, etc.

3 consejos que poner en práctica para que tu rutina y productos de limpieza sean más sostenibles:

Deshecha de tu mente los algodones desechables

Cada vez utilizo menos algodones desechables, intento ayudarme de productos reutilizables.

  • Algodones reutilizables: estoy contentísima. Son suaves, cómodos y prácticos. Intento tener uno para cada día de la semana. Con ellos retiro muchas mascarillas, aplico tónicos y esencias, etc. Me gustan mucho los Pro Reusable Makeup Remover Pads de Vera and the Birds.
  • Toallas desmaquillantes: sus fibras de poliéster eliminan todo tipo de maquillaje. Puedes humedecerlas, ayudan a retirar todo suavemente. Si el material de la toalla es el adecuado no suelta ni un pelito, es muy reconfortante sobre la piel y ayuda a retirar todo el agua sin hacer fricción como sucede con la típica toalla. Me gustan mucho un pack de tres que tienen de continuo en Primark y Cleansing Experience Toalla Mágica desmaquilladora de Beter.

Después de utilizar cada uno de estos productos de limpieza sostenibles, los lavo sin miedo a mano o en la lavadora, quedan perfectos, preparados para volver a utilizarlos. No se estropean, así que recuerda echarlos a lavar para que no sean un cumulo de bacterias.

Utiliza productos sostenibles

Productos con envases reciclados, cristal o lo más sostenible posible.

Apuesta por la cosmética sólida, hay que acostumbrarse, pero es igual de efectiva y muy buena para el medio ambiente.

Existen envolturas de packaging realizadas con un polímero biodegradable que se origina a partir de recursos como el maíz, patata, trigo, etc.

Piensa en cómo puedes reutilizar algunos envases y así evitar malgastarlos. Puede que la marca no se lo plantease al fabricar ese producto, pero tu puedes darle «otra vida» a ese envase. Intenta comprar productos de limpieza sostenibles como los que apuestan por las eco-recargas.

Algunos de mis productos favoritos: White & Pink Clay Facial Soap de Vera & the birds, Ultrarich Dream de Ami Iyök, Recovery Cleanser de Dafna´s, Champú Sin Sal Exfoliante muerte súbita de Lola Cosmetics

Mantén el agua en temperatura media

No solo reduces el gasto de energía, esto contribuye al medio ambiente, si no que además el agua caliente no beneficia a tu piel. Una temperatura alta seca la piel.

No dejes el grifo abierto, intenta solo abrirlo cuando lo necesites y ponte lo más cerca del grifo para no malgastar el agua que cojas con las manos.


Y tú ¿cómo haces tu limpieza facial más sostenible?

También te puede interesar…

SUSCRÍBETE a la NEWSLETTER

Al suscribirte recibirás de forma gratuita la guía: “Consigue la piel de tus sueños: rutina cosmética para principiantes»