¡Hola cuchísimas! , hoy os traemos un post que nos ayudará a estar perfectas durante todas esas semanas de trabajo agotadoras.

Hoy os traemos un post con un tema muy interesante, «los correctores».

Ese producto estrella que nos ayuda a ocultar todas nuestras imperfecciones – ¿Existe alguien que aún haya podido vivir alguna vez sin ellos?.

Es cierto que el uso del corrector en ocasiones exige cierta destreza. Hay que tener cuidado de escoger el tono la textura adecuadas, aplicarlo y difuminarlo bien  porque si quedan parches o escogemos un tono demasiado claro u oscuro, en vez de salvarnos la vida nos van a costar un disgusto. De esto que tú espejo te grita… Estabas mejor sin maquillar.

¿Cómo elegir el corrector adecuado?

Tenemos que hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿ Qué queremos conseguir? – iluminar, cubrir imperfecciones, etc..
  2. ¿ Cuál es el mejor según nuestro tipo de piel? –  crema, compacto o líquido.
  3. ¿ Qué color es el adecuado para lograr el efecto que deseamos?

Tipos de correctores

  • Líquidos: nuestros favoritos, son los que mejor nos permiten difuminarlos y quedan más naturales.  Perfectos si tienes el cutis seco, y funcionan muy bien si tienes el cutis mixto o normal. Además los puedes aplicar tanto encima como debajo de la base dependiendo del resultado que quieras conseguir.
  • Barra: un poco más complicados a la hora de aplicar y difuminar ya que su textura es más densa, aunque precisamente por esto, se quedan más fijos. Son los mejores a la hora de aplicar zonas extensas, como rojeces, manchas por el sol, etc. No los recomendamos para pieles secas porque pueden resecar aún más la piel, aunque depende del producto.
  • Crema: este tipo de corrector es el de textura más espesa y densa en muchos casos. Suelen aguantar mejor que los correctores líquidos ya que al ser menos hidratantes y más espesos se mueven menos. No os los recomendamos en zonas donde existen líneas de expresión, arruguitas o en la zona de los ojos, ya que al ser tan densos tienden a crear pliegues por ser tan densos.

¿ Cómo elegir el color correcto?

  • Verde: sirve para ocultar las zonas con rojeces, granitos, cicatrices o arañazos. Cubre zonas en las que predomina el tono rojo. Con él podrás combatir esas rojeces y granitos que salen justo en el peor día.
  • Azul: sirve para disimular marcas naranjas en la piel o unificar el tono en pieles muy oscuras.
  • Naranja: sirve para cubrir las imperfecciones más azuladas de tu piel. Por ejemplo las ojeras, si eres de tez clara seguramente que se vean tus ojeras con un subtono azul, pues este tipo de corrector las cubre por completo. También pueden servirte para tapar ojeras no demasiado marcadas o venas de tu piel que se vean marcadas por un tono azulado. Es el tipo de corrector que personalmente más utilizamos y el que pensamos que os será muy eficiente tener, ya que siempre aunque no seas propensa a tener ojeras, ayuda a que la zona se vea mejor.
  • Amarillo: sirve para tapar las zonas donde nuestra piel tiene un tono más tirando a morado, no llega a ser azul, las típicas ojeras no demasiado marcadas azuladas. También si tienes la piel sensible, puedes cubrir perfectamente con él un moratón.
  • Morado: sirve para cubrir zonas amarillas.
  • Rosa: este nosotras le vemos poco útil la verdad, pero sirve generalmente para iluminar el rostro a las personas que tengan la tez muy pálida o para aclarar ojeras.
  • Diferentes tonos según tu piel: te puede servir para cubrir con mayor seguridad, antes de aplicar la base de maquillaje, el color de tu corrector. También para realizar contouring con diferentes tonalidades o para corregir imperfecciones leves e iluminar el rostro.

Forma de aplicación

Sabemos que existen brochas especiales para aplicarnos el corrector pero personalmente preferimos aplicárnoslos con el dedo anular. Así conseguimos repartir bien todo el producto por donde necesitamos. Además la ventaja de repartirlo con los dedos es que estos mismos tienen textura y calor corporal, lo que hace más fácil difuminar y repartir bien todo el corrector, sobre todo en la zona de la ojera.

Pero si prefieres aplicártelo con alguna brocha, aquí te dejamos algunas ideas: Concealer Buffer 142 de Zoeva , Brocha de corrector mediana – RC1 Models OwnDuo de brochas corrector ultimate EcoTools Brocha corrector de Essence, Brocha doble para corrector de W7.

Sabiendo qué tipo de corrector utilizar y como aplicároslo tendréis todo de vuestra parte para combatir esas pequeñas imperfecciones que tanto nos incordian a veces.

¿ Qué tipo de corrector es tu favorito?

¿ Cómo neutralizas mejor tus imperfecciones?

¿ Te ha resultado útil este post?

entrada vector letra

BENDITO MAQUILLAJE

Me llamo Jennifer.
Disfruto aprendiendo sobre cosmética y maquillaje, y me encanta compartirlo. Mi intención es acercar el mundo de la cosmética a todos los públicos.

En este blog podrás encontrar:
- Tendencias de belleza.
- Consejos para hacer tu vida más fácil en el mundo de la belleza y cosmética.
- Reviews de productos: maquillaje, cuidado facial, manicura y cabello.
- Tratamientos capilares en centros especializados.

¿Te quedas conmigo y lo descubrimos juntas?

A %d blogueros les gusta esto: