Maquillaje·Trucos de maquillaje

Vence la desgana de maquillarte cambiando tu actitud frente al espejo

Si has entrado en un bucle de pereza y dejadez con tu rutina de maquillaje, no te preocupes. Te entiendo perfectamente. Me gustaría compartiros mi punto de vista.

Analízate y cambia de actitud

No necesitamos repetir más esto, pero a veces se nos olvida. El maquillaje no es necesario. Es cuestión de verse y sentirse mejor, de cuidarse. No hace falta crear la base perfecta, tener la piel impoluta o dedicar media hora a hacerte ese eyeliner de diva.

Si no tenemos la piel de una muñeca, tenemos granitos, poros dilatados, textura, etc ..adivinad qué: ¡No pasa nada! Actualmente es la piel que tienes, no es algo que sólo te ocurra a ti. Así que si te preocupa y hace que te maquilles menos, lucha contra ello y hazte a la idea de trabajar con la mejor actitud posible lo que tienes.

Si tu problema es que sientes que no tienes mucha técnica al maquillarte, ¡no pasa nada! Lo bonito del maquillaje es que es totalmente personal. Es cuestión de practicar y probar las técnicas y los productos que se adapten a ti.

Si la cuestión es que no tienes mucho tiempo... ¡No tienes excusa! Sólo necesitarás de 3 a 10 minutos para verte maravillosa. Ve poco a poco.

Te propongo dos ideas: cuida de tu piel aportándole lo que necesita e intenta maquillarte siendo positiva, poco a poco hasta que consigas que esta acción te haga sentir feliz mejorando lo presente.

MAQUILLATE GRADUALMENTE

No hay necesidad de verse ideal con un maquillaje de más de 30 minutos con todo tipo de “pote” sobre la piel.

Lo mejor para sentirse mejor y lograr un buen resultado es comenzar con poco producto, pocos minutos y una técnica suave. Maquíllate gradualmente, según te vayas sintiendo mejor.

Hidrata siempre mucho la piel antes de maquillarte, independientemente del tipo de piel que tengas, preparar la base para que el maquillaje se asiente y vea mucho mejor. Esto puedes hacerlo con ayuda de: tónico, serum o crema facial.

Maquillaje primer nivel

Te llevará solo 3 minutos. En este maquillaje inicial lo importante es tener una buena rutina de cuidado o limpieza de día y noche, esto sentará las bases para lograr el resultado que esperas.

En este maquillaje trataremos: cejas, piel, color y labios. Utilizaremos exactamente 7 productos.

  • Primero neutralizo las ojeras, escojo un corrector de cobertura media y luminoso. Poquita cantidad.
  • No utilizaré base de maquillaje, el protector solar es rápido e imprescindible. Optaré por uno con color.
  • Retoco el tono con la ayuda de polvos de sol y colorete. Así doy relieve al rostro. Aplico uno de polvo fino para que el efecto sea natural y fácil de aplicar. Aplico el colorete suavemente que parezca simplemente sonrojado.
  • El iluminador que no falte, a ser posible líquido. Crea un efecto sutil de piel radiante y sana. Zonas: encima del pómulo, tabique nasal y arco de cupido del labio.
  • En los labios solo añado hidratación, los protejo con vaselina o bálsamo para darles jugosidad.
PRODUCTOS:

Opcional, puedes elevar ligeramente tus pestañas con la ayuda de un rizador.

Maquillaje segundo nivel

Te llevará solo 5 minutos. Este maquillaje es la consecución del anterior, simplemente potencias el resultado: más visible y mayor cobertura.

  • En la base llevo Protector solar con color, el tono esta unificado, añado mayor cobertura aplicando un par de gotitas de base de maquillaje de cobertura media y luminosa. Dejando una piel natural.
  • Contorneo suavemente con ayuda de un bronceador marcando relieve en el hueso de la mandíbula y bronceo ligeramente las sienes, nacimiento del cabello, etc. Aplico colorete sonrojando la “manzanita” de las mejillas.
  • Peino las pestañas con máscara de pestañas. Pretendo crear un poco de volumen y que con el color se intensifique la mirada. Simplemente peino.
  • Con ayuda de un perfilador color nude perfilo los labios y aplico un gloss voluminoso.
PRODUCTOS:

Maquillaje tercer nivel

Te llevará solo 10 minutos. Este maquillaje es la consecución del anterior, suponiendo que necesites que tenga un efecto más visible y mayor duración. Se trata de realizar los toques necesarios para hacerlo más intenso.

  • Sello poco a poco las zonas más propensas a perder cobertura o tono con la ayuda de unos polvos muy finos translucidos. Zonas como: la ojera, nariz, barbilla y hueco del mentón, pómulo, mejillas y centro de la frente.
  • Coloreo ligeramente el párpado móvil con la ayuda del colorete luminoso y un pincel para difuminar. Le da un toque muy especial, un poco bronceado.
  • Para finalizar un pintalabios potente hace el resto del look. Escojo uno llamativo, fijo y mate que crea el look definitivo sencillo e intenso, sin más.
PRODUCTOS:

No necesitas tener una piel perfecta como tampoco sentirte con la obligación de maquillarte para sentirte bien, pero si maquillarte te gustaba ¿qué te impide hacerlo ahora? que tu actitud no te quites las ganas frente al espejo.

¿Te has sentido así alguna vez, qué hacías para superarlo?

¿Cómo sueles maquillarte en estos casos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .